Es una fortuna para mí que mis amigos me elijan para documentar su boda, que sientan confianza en mi trabajo y me digan que no dudan que fui su mejor elección.

Gaby y Toño son una pareja súper especial, creyentes y muy unidos, son muy pacientes entre ellos, me encantó observar como fueron incluyendo a sus familias para todos los detalles de su boda, en particular a la abuelita de Gaby.

Su sesión casual fue diferente, recorrimos Querétaro y alrededores, estaban fascinados de los puntos de vista que pude mostrarles a través de mi cámara, fue también interesante ya que en la sesión estuvieron su hermana y la abuelita de Gaby, pude darme cuenta lo especial que son para ella.

Fue una ceremonia religiosa por demás conmovedora, recuerdo que Gaby me comentó que se había preparado muchísimo emocionalmente para mo llorar ese día, sin embargo, sus lágrimas rodaron, se veía tan tierna y tan especial, sus damas lloraron también, imaginé que fueron lágrimas de alegría y tristeza a la vez, sabían perfecto que sus vidas cambiarían.

Al llegar al salón todo se veía impresionante, por fin los detalles que habían soñado estaban presentes, sus invitados estaban emocionados de verlos, los recibieron con mucho amor y alegría, compartieron con ellos su gran amor, y convivieron juntos hasta la madrugada, jugaron, cantaron, bailaron y se disfrazaron.

Al final, todo salió conforme a lo planeado, la gran boda de mis amigos culminó con mucha satisfacción, su familia estaba desbordada. En lo personal para mí no fue una boda más, por el contrario, una boda que siempre recordaré y guardaré en mi corazón por el gran afecto y aprecio que les tengo.

Gaby y Toño, gracias por su confianza y por permitirme estar con ustedes en su boda!!

Felicidades!!

 

 

 

Back to portfolio