Desde la primera vez que me contactó Anilú, imaginé que sería una gran boda!! Cuando me comentó que su boda sería en San Migue de Allende, mi mente inmediatamente empezó a imaginar todo lo que podría crear para esta bella pareja…

Nuestro país es muy grande, así como lo es nuestra cultura, y nuestros hermanos del norte de nuestro bello México tienen su peculariedad. Son aguerridos, son grandes, son fuertes, son trabajores y también les gusta disfrutar de lo mejor de la vida, y ese acento suyo, tan característico y golpeaooo así como cantadito…sin duda alguna sabían que en San Miguel de Allende podrían lograr eso que tanto soñaron  para celebrar  su enlace.

No quiero dejar de mencionar que son una gran familia, convivieron, disfrutaron y se apoyaron para lograr lo que fue una de las mejores bodas en una bella ex-hacienda de San Miguel de Allende, Gto., ciudad, que ha logrado convertirse en el mejor lugar de bodas destino para una diversidad de parejas no solo locales, sino a nivel mundial… me siento afortunado de que nuevamente me hayan elegido como su fotñografo, que hayan depositado su confianza en mí. Con todo gusto, les comparto un poco de lo que vivieron.

Nos vimos una tarde en San Miguel de Allende para su sesión casual, llegaron muy contentos, y dispuestos a poner todo de su parte para obtener unas fotos de revista…recuerdo que Anilú me dijo “…desde que te contraté eso fue lo que me prometiste, unas fotos de revista… estoy muy contenta de que efectívamente eso lograremos!! Estoy muy contento de que todo haya fluído, San Miguel de Allende estuvo genial ese día, soleado, pocas nubes, muchas palomas afuera de la parroquia y por que no, visitantes por doquier,  hubo colores, hubo calles solas, hubo alegría, hubo risa y muy buena vibra…sabíamos que pasaría el tiempo volando para vernos nuevamente en la callejoneada.

A lo largo de mi experiencia en la fotografía en San Miguel de Allende,  con mucho cariño puedo decir, que no había visto una callejoneada como la de Anilú & Luis, estuvo llena de magia, de emoción, de alegría, bailaron todo el tiempo, lanzaron el ramo, hicieron el túnel, se abrazaron, se felicitaron y se unieron aún más como una gran famillia… sin darse cuenta estuvieron con ellos, recorriendo las bellas calles de esta hermosa ciudad, cientos de personas, entre familiares, amigos y lugareños. Las mojigangas no pararon de moverse acompañados de una gran banda, no pudo faltar también el tradicional burrito lleno de flores acompañando a la espectacular pareja, es la mejor callejoneada de noche que he visto hasta el momento en San Miguel de Allende.

Al día siguiente llegamos a la increíble Ex-hacienda La Cieneguita en San Miguel de Allende, Anilú estaba feliz y Luis estaba un poco nervioso y también muy contento, por fin, su gran día había llegado. Todo transcurrió como lo planeado, me sentí muy emocionado de ir documentando cada detalle, mostraban mucha alegría, y a la vez nerviosismo, caminaban para todos lados y recibían más y más abrazos y felicitaciones!! Cuanto amor!! Fue un impacto para mí cuando me entregan el lazo bendecido en el vaticano por el Papa, nuevamente constaté lo que significan para cada pareja su boda, sus detalles que la hacen única y especial.

El encuentro fue maravilloso, tuve la fortuna que la novia pudiera expresar algunas palabras para su novio momentos antes de salir hacia él, yo lo llamaría momento cumbre, para mí, es cuando tu corazón, tu mente y tus sentimientos están totalmente alineados y logras expresarlos en palabras, eso realmente es fenomenal. Por fin podría ver a su amada con su vestido de novia y arreglada como lo soñó,  el estudio fue increíble, fue a la hora azul, que en lo particular, es un momento del día que disfruto al máximo… partimos a la Parroquia de San Miguel Arcángel, la ceremonia religiosa fue por demás especial y conmovedora, ahí estaban, felices de recibir la bendición…tuve la fortuna de que al salir logramos tener la iglesia libre de gente para poder capturar para ellos  fotos que soñaron… momentos que quedarán guardados en su corazón para toda la vida.

Pese a que esa noche hizo muchísimo frío, todo salió fantástico, el montaje estuvo divino, el grupo espectacular, la iluminación increíble y que decir de la atención de la atención del personal de la hacienda, nos recibieron como en casa. Anilú y Luis disfrutaron su boda de lo mejor en compañía de sus invitados quienes bailaron y bailaron para no sentir el frío… para cerrar, quiero compartirles que recibí un mensaje en mi celular expresando: No me equivoqué al escoger al mejor fotógrafo! son palabras que llevo en mi corazón y que ayudan a seguir preparándome para hacer cada vez mejor en todos los aspectos, a darle más valor a las fotografías por lo que significan para las parejas y sus familias.

Gracias por su confianza Anilú & Luis.

Felicidades por su boda!!

Back to portfolio